Monta tu propio negocio de trufas cubiertas y rellenas

Otras ideas de negocios rentables en crecimiento

Los dulces, las golosinas y esos pequeños “antojitos” que tanto nos tientan en panaderías, pastelerías, tiendas móviles y demás, se han convertido en el negocio y la actividad lucrativa de muchas personas que los ofrecen de manera informal, ignorando que pudiesen hacer de él, la mejor tienda o empresa de este tipo de productos que tanto disfrutan los chicos y grandes en la actualidad.

Si también te has fijado en que se podría sacar un buen provecho de este tipo de productos, eres emprendedor y te gusta la decoración y preparación de este tipo de elementos que no requiere gran complejidad, este es el artículo de negocios rentables para ti, que te enseñará cómo emprender tu propio negocio de trufas.

¿Por qué es rentable el negocio de trufas cubiertas y rellenas?

Pues bien, como mencionamos anteriormente, pese a ser un producto tan atractivo para el público, las personas que lo comercializan no lo toman tan en serio, es decir, no lo convierten en su actividad de ingresos principal, sino que, generalmente lo usan como una opción alterna, lo que no permite un crecimiento potencial a largo plazo, sino una estabilidad pequeña que no se explota. Lo cierto es que este tipo de productos tiene una alta probabilidad de convertirse en un negocio rentable si se lo administra y maneja, tal como un negocio serio y no como uno opcional.

No basta con montar el negocio, tener el monto de inversión e iniciar, sino que es importante, además de tener un gusto por el área, establecer una planificación previa, evaluar lo que se va a necesitar y fijar el negocio a un plan de negocios y plan de ventas con el que podremos orientar nuestra nueva actividad de forma adecuada en todos los sentidos.

Te puede interesar:

Todo lo que debes tener en cuenta

Un negocio, independientemente del sector del mercado donde se ubique, debe  contar con una planeación previa y completa para que no se nos quede por fuera ningún factor que imposibilite el correcto proceso, sino que potencialice de forma íntegra el lanzamiento y arranque del negocio.

Con base en lo anterior, a continuación te presentamos una serie de aspectos clave en los que deberás enfocarte para garantizar el correcto funcionamiento de todo tu negocio en todas las áreas que éste abarca:

READ  Crear línea de comida congelada - rentabilidad bajo escarcha

El producto: Trufas cubiertas y rellenas

Aunque este tipo de productos cuente con un relleno tradicional y clásico, si te enfocas en un sólo tipo de relleno, es probable que se pierda una buena porción de las ventas, por lo que será necesario incrementar los sabores y los rellenos, ya que a muchas personas no sólo no les gusta el sabor tradicional, sino que como todos, siempre están en búsqueda de nuevas cosas que los sorprendan. Conquista el público con nuevas y mejoradas presentaciones de trufas donde pongas en marcha tu imaginación y tu creatividad.

Los sabores y rellenos

Todos somos diferentes, por lo que no a todos nos gustan los mismos sabores, en este caso, así que puedes optar por poner rellenos de diferentes frutas como fresa, manzana, mango, mandarina piña, etc, además de otros menos tradicionales como el dulce de leche, el limón, el maní, caramelo, etc. Las opciones que tienes son muchas, por lo que es recomendable realizar una selección de tres a cinco tipos de rellenos que sean los más gustados (realiza una encuesta para determinar los mejores y más preferidos sabores), para empezar. Una vez el negocio empiece a crecer y con él las ventas y su proceso, puedes incorporar más sabores para responder a todos los gustos de los consumidores.

Producción de las trufas rellenas

Una de las grandes ventajas que ofrece este tipo de negocio, es la facilidad y la sencillez con la que se puede preparar este tipo de productos, además de ofrecer simples ingredientes y una fácil y divertida preparación por su receta.

A continuación te presentamos los ingredientes y la preparación de forma completa para la producción de las trufas.

READ  Centro de Fitness y algo mas

Ingredientes que vas a necesitar:

  • 200 gramos de Crema de leche
  • 1 libra de fresas
  • 100 gramos de cocoa
  • Maní (cantidad que se quiera)
  • 100 gramos de chocolate
  • Azúcar (cantidad que se quiera)

Procedimiento:

  1. Para empezar, debes cortar las fresas en pequeñas secciones, como hojas. Ahora debes ponerlas a cocinar a fuego bajo junto con el azúcar.
  2. Luego será necesario trocear el chocolate de tal forma que quede en porciones sumamente pequeñas y similares. Si deseas incorporar el maní, debes cortarlo en trozos minusculamente cortados.
  3. Para hacer la cubierta de chocolate, debes ponerlo a baño María, de tal forma que la combinación no supere los 38° C. Una vez notes que el chocolate se encuentra completamente fundido, debes incorporar la crema de leche y mezclar los dos ingredientes.
  4. Ahora será necesario que lo lleves al congelador para que los ingredientes mezclados se enfríen. Debemos estar atentos para sacarlo del congelador una vez notemos que su contextura es similar a la de la plastilina. Recuerda que es necesario que el relleno que vayas a usar debe estar igualmente frío para evitar la fundición con la cubierta de chocolate.
  5. Debes tener en cuenta que es necesario que tus manos permanezcan frías para que el trabajo de armado sea más sencillo y menos dificultoso.
  6. Toma el chocolate para la cubierta y moldealo de tal forma que se convierta en una canasta, donde posteriormente pondrás un poco de relleno y con otra porción de cubierta de chocolate, realiza otra canasta de menor tamaño para cerrar la trufa.
  7. Posteriormente pasas a terminar de sellar la trufa y agrega cocoa en polvo.
  8. En este último paso solo deberás esperar a que la trufa hecha se enfríe para poder consumirse.

La comercialización de las trufas: ¿Cómo empezar?

Es necesario e indispensable conocer el procedimiento de preparación del producto previamente, pues muchas personas tienen dificultades con este primer paso, por lo que no todos presentan resultados exitosos. Ahora, debemos hablar sobre la venta del producto, por dónde debes empezar y los factores que debes tener en cuenta en el proceso de tu nuevo negocio, aspectos que se explican a continuación:

  • Una forma sencilla de empezar con el negocio, además de ser mucho más económica, es salir a vender los productos a la calle. Esto te permite conocer de forma directa e intencional los requerimientos del cliente y el público en general para saber a qué te enfrentas, además de permitirte ganar reconocimiento y divulgación entre los transeúntes. Aunque inicialmente no todas las personas vayan a comprar tu producto, es necesario que no desistas, pues los grandes empresarios empezaron paso por paso, poco a poco y nunca nadie dijo que empezar era fácil.
  • Llamar la atención del público no es una tarea sencilla, por lo que debes generar las mejores estrategias para atraer la atención de forma creativa. Acércate a las personas de una forma diferente.
  • Recuerda siempre adquirir los mejores ingredientes para imprimir la mejor calidad en tu producto. Esto es un lazo atractivo para los consumidores. Adicional a esto, tu punto fuerte también debe ser la higiene, pues esto genera confianza en los clientes además de ser un factor sustancial en la actualidad.
  • Con el paso del tiempo, las personas ya entran en relación con el producto, lo acogen y lo solicitan, por lo que en este punto será necesario empezar la búsqueda de un local donde ahora serán los clientes quienes vayan al producto y no el producto a ellos como fue inicialmente.
  • Ten en cuenta que los mejores lugares para establecer tu pequeño local, son aquellos donde se presenta un alto flujo de personas, posiblemente cerca de restaurantes y comercio de alimentación. Incluso puedes ubicarte cerca de las paradas de los autobuses, instituciones educativas, universidades, plazas y demás. Las opciones que tienes son varias, después de todo ¿a quién no le gustan los dulces?.
  • En el proceso inicial, las redes sociales y la web termina siendo uno de los mejores aliados de los pequeños empresarios y ciertamente es una herramienta que se mantiene. Crear una página web y acompañarla de redes sociales para tener una relación más cercana con los clientes, además de hacer productos según las preferencias e incluso venderlos a domicilio, representa aún más opciones para seguir creciendo con el negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.