Montar una tapicería Negocio revestimiento tapizado cortinaje

Montar una tapicería – Abrir una tienda que ofrezca revestimiento tapizado cortinaje en muebles entre otros

Montar una tapicería es algo que los vecinos de la zona te agradecerán y, si trabajas muy bien, pueden recomendarte también a vecinos de otras zonas, con lo que tu negocio crecerá y cubrirá todas tus expectativas.

Este es el negocio ideal para quien tiene facilidad con los trabajos manuales o, en su defecto, tiene la habilidad de poder supervisarlos cuando otra persona los realiza.

 

Qué ofrecer al decidir montar una tapicería

Montar una tapiceríaSeguramente no quieras montar una tapicería más del montón, sino que querrás que la tuya sea una tapicería que ofrezca productos y servicios que las demás no. Empecemos entonces por los servicios básicos que una tapicería debe incluir en su oferta:

Tapizados: se realizarán tapizados de sillones, sillas y divanes. El mismo debe incluir el relleno cuando corresponda. La compra de la tela corre por cuenta del tapicero, por lo que deberá realizarse la cotización tomando en cuenta la mano de obra del tapizado, el precio de la tela y el gasto de transporte para ir a buscarla.

Presupuestos sin cargo: habrá que ir a domicilio y cotizar el trabajo que el cliente requiera sin cobrar por ello. De lo contrario, es muy difícil que te llamen.

Muestrario de telas: deberás tener siempre contigo, un pequeño pero variado muestrario de telas para que el cliente elija la de su preferencia.

READ  Iniciar un negocio de ebanistería

Retiros y entregas a domicilio: una vez el cliente haya aceptado el presupuesto, se procederá a retirar el o los muebles del domicilio del mismo, para una vez finalizado el trabajo, volverlo a entregar.

Montar una tapicería y ofrecer algo más que lo básico

Montar una tapicería IIAhora bien, una vez tengas todo organizado para poder cumplir con estos servicios, es hora de ponerse a pesar qué más puedes ofrecer.  Aquí tienes algunas ideas:

 

Cortinas: cuando una persona tapiza el sillón, lo que seguramente quiera son cortinas haciendo juego. El proceso es sencillo, incluso es más fácil hacer cortinas que tapizar un sillón. Lo único que puede complicar un poco es la instalación de los rieles o barrotes, pero asesórate al respecto, ya que le darás a tu negocio un plus que se traducirá en recomendaciones y ganancias.

Almohadores: ten preparados varios almohadones hechos con las mismas telas de tapicería, así cuando un cliente llega a tu negocio, tiene un elemento de decoración que, seguramente, se sentirá tentado de comprar. De modo que prepara varios diseños, tamaños y texturas cuando vayas a montar una tapicería.

Tapices: valga la redundancia, es que en una tapicería, quedará muy bien vender tapices. Si sabes cómo confeccionarlos, hazlos tú mismo; de lo contrario, encárgalos a algún artesano. Los tapices de pared no sólo serán una entrada más de dinero, sino que le darán un toque especial… «vestirán» tu tapicería y la harán verse más parecida a un hogar que a un negocio.

 

Frazadas de tela de tapicería: es una opción muy original por la fuerza y carácter del producto. Una frazada rellena de guata y confeccionada con los impactantes diseños de la tela de tapicería, hará que los clientes hagan fila para poder llevarse una.

READ  Abrir un Service de línea marrón electrodomésticos

Requisitos para montar una tapicería

Realizar los trámites legales correspondientes para abrir la empresa; Asegurarse contra accidentes laborales, contar con personal que te ayude, en especial en los retiros y entregas a domicilio (y ni hablar si es que hay que bajar y subir el mueble en cuestión por la ventana usando piolas), contar con una máquina de coser, tijeras bien afiladas, muchos carretes de hilo y toda la creatividad para trabajar en base a pedidos de clientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.