Guía para abrir un negocio de sastrería, prendas a medida

Cómo montar una sastrería paso a paso

Pese a la gran aparición de nuevas marcas de ropa que ofrecen una innumerable variedad de prendas de vestir, son muchas las personas que prefieren comprar sus prendas en lugares donde las confeccionan, pues esto les garantiza que las prendas estarán a su medida. Para comprender mejor de lo que se trata este negocio, debemos empezar por identificar y diferenciar las tiendas de confecciones de una sastrería, dado que ésta última y la que nos concierne en este apartado, se enfoca en la confección de prendas de vestir para el género masculino, es decir, para los hombres y se dirige, especialmente, a la confección de trajes. Sin embargo, este mismo tipo de negocio suele invertirse para las mujeres, recibiendo el nombre de centros o talleres de costura.

En realidad, este tipo de negocios es muy antiguo, pero no por eso ha bajado su rentabilidad, pues ha sido imán para una gran parte de la población que elige estos talleres sobre otros. Regularmente los negocios de la sastrería se enfocan en personas pertenecientes de las clases media y a la clase alta, donde los principales clientes de los sastres comprenden edades entre los 40 a los 55 años de edad, pues estos aprecian enormemente las labores de los sastres.

Si estás decidido a abrir un negocio de este tipo, será necesario que tengas los siguientes puntos en cuenta para hacerlo:

  • La ubicación y la competencia: Según las características que te hemos mencionado anteriormente, debes ir haciéndote una idea sobre la zona en la instalarás el negocio. Es recomendable que antes de tomar una decisión, hagas una investigación sobre el mercado, en el cual será posible evaluar sobre la existencia de competencia cercada y la demanda del público con respecto al área de ubicación donde se piensa poner la sastrería.
  • La estructura y las condiciones del local: En esta misma medida, será necesario que el lugar cuente con un área entre los 30 y los 50 mt2 (Metros cuadrados). Este espacio es el área ideal, dado que debe contener ciertos equipos y herramientas para la comodidad de los clientes, como espacios para los vestieres, los armarios para los trajes, una oficina, una sección de expositores, el cuarto de costura, entre otros. No olvides incorporar herramientas claves, como: las máquinas de coser, elementos de escritorio, artículos para la costura, tocadores, espejos, servicio de teléfono e internet, sillas, muebles, escritorio, entre otros.
  • El personal: Es necesario que nos aseguremos que el personal que constituye el equipo de trabajo, cuente con las capacidades y características esenciales que permitan ofrecer el mejor servicio al cliente y en esta medida, las competencias para los procesos que requiere el manejo y la actividad de la sastrería. Deben ser personas que se comprometan con el negocio y que se enfoquen en la calidad de una buena atención a cada uno de sus clientes. Es necesario, que si planeas iniciar el negocio solo, cuentes con al menos una persona más en el establecimiento, esto para resolver áreas como la recepción, el servicio al cliente, la sastrería y la parte administrativa.
  • La publicidad: Un factor clave que puedes imponer en la publicidad, la que además resaltará las labores de la compañía, es que los clientes de este tipo de negocios, tienen la posibilidad de imprimir sus propios estilos en cada una de las prendas que se confeccionen en las sastrerías, por lo que este deberá ser un punto a favor para estos negocios, digno de publicar y ofrecer al público. Los medios de publicidad a los que se pueden acceder, son muchos y para esto, debes tener en cuenta las cualidades que destacan este tipo de negocios para la población masculina, especialmente, dado esto que comprenden el perfil de cliente frecuente.
READ  Ideas de Negocios sobre servicios médicos privados

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *