Escuela de Fitness – enseñando la rentabilidad

Contenido

Escuela de Fitness – enseñando la rentabilidad

Cuando vamos al gimnasio, todos nos quedamos embelesados ante el carisma y la destreza de esa energética instructora que parece nunca cansarse, o ante la musculatura del personal trainer. Pero, ¿de dónde han salido estos adonis? Definitivamente de una escuela de Fitness.

Razones para invertir en una escuela de Fitness

Escuela de Fitness IIDado que la inversión inicial para una escuela de Fitness es elevada debido a la maquinaria e insumos nada económicos, hay que tener bien claros tanto los objetivos como la razón de que estemos irrumpiendo en el mercado.

Una escuela de Fitness le brinda al alumno, es decir al futuro profesor, la posibilidad de acortar el camino que una institución estatal tiende a alargar y, dato no menor, no tiene una tan buena formación en Fitness como en la carrera de Educación Física en sí, ya que el Fitness suele ser una simple asignatura que los alumnos tienden a «quitarse de encima» y, obviamente, luego no se sienten lo suficientemente capacitados como para postularse en puestos de trabajo de prestigio.

El cometido de una escuela de Fitness es el de generar profesionales en Fitness, con una sólida formación en anatomía, fisiología, funciones musculares, ejercicios, patrones de movimiento, medición de las frases, secuencias y bloques musicales, armado de coreografías, armado de diferentes tipos de clases, prevención de lesiones y mediador entre los alumnos y sus objetivos.

Otra de las razones por las cuales una escuela de Fitness resulta elegible, es el tiempo. Mientras una carrera en Educación Física suele durar 4 años, un profesional en Fitness puede contar con su formación y, por supuesto, con su título habilitante en 9 meses. Claro que dependerá de lo que cada escuela de Fitness quiera ofrecer, existe la posibilidad de hacer una carrera de dos o tres años, en la que al finalizar cada año se obtenga un título habilitante. Por ejemplo: primer año-Instructor en Fitness, segundo año-Técnico en Fitness, tercer año-Técnico Espcializado en Fitness con habilitación para trabajar con patologías (podrá enseñar a gente con hipertensión, osteoporosis, tercera edad y ciertas discapacidades motoras).

READ  abrir o Montar una Wafflería

Requisitos para armar una escuela de Fitness

Escuela de FitnessAdemás de la habilitación legal correspondiente a cada empresa y el pago correspondiente de la misma, seguramente te interesará contar con la habilitación y el reconocimiento hacia los futuros egresados, del organismo encargado de la educación el el país en el que te encuentres. Eso hará que tu escuela cuente con mayor prestigio y mayor cantidad de alumnos se inscribirán en la misma. De modo que empieza a tramitarlo lo antes posible, ya que se trata de una habilitación con muchos requisitos y que demora, a veces años, en ser otorgada.

Local: no escatimes en el tamaño del mismo, todo lo contrario. Además, deberás disponer de una sala de aparatos para los cursos de Entrenador en Musculación. Llena tu local de espejos e ilumínalo, procurando que durante el día cuente con iluminación natural. Una cafetería dentro de la escuela será siempre bienvenida por los estudiantes que deben pasar en ella largas horas. También elevará el nivel de tu escuela el hecho de contar con una biblioteca de estudio con libros afines al deporte y a la anatomía y fisiología.

Equipamiento de una escuela de Fitness

Necesitarás un salón para las clases de gimnasia, una sala de aparatos totalmente equipada (elípticos, caminadores, camillas, etc.), mancuernas, discos, barras para cargar peso, tobilleras, bandas elásticas, colchonetas, steps, trampolines, equipo de música, parlantes, diferentes tipos de música con diferentes batidas por minuto.

Cursos a impartir en una escuela de Fitness

Muchos son los cursos que puedes impartir en una escuela de Fitness, lo ideal es que ofrezcas los más posibles para aumentar así el caudal de alumnos y el prestigio de la escuela. Sin embargo, no debe perderse de vista jamás la calidad de los cursos por querer incluir más de lo que dominamos profesionalmente. Entre ellos encontramos: Instructor de Fitness, Técnico en Fitness, Entrenador Personal, Entrenador en Musculación, Entrenador en Fisicoculturismo, Instructor de Pilates, Instructor de Yoga, Instructor de Ritmos, Profesor de Bailes, Instructor de Patinaje, Árbitro de Football, Instructor de Ciclismo Indoor, Instructor en Hidro Gimnasia, Instructor en Gimnasia Olímpica, Profesorado de Ballet, entre otros cursos afines.

READ  Cómo Lanzar un Libro de Enseñanza de Inglés - Libro Formal de Curso

Un factor muy importante es que cada curso esté dividido en asignaturas. Para ello, investiga acerca de qué se necesita par cada uno y pídele al docente principal de cada curso que te oriente en qué asignaturas puede requerir cada uno. A título de ejemplo, el de Instructor de Fitness puede contar con las siguientes asignaturas: anatomía, fisiología, gimnasia localizada, gimnasia aeróbica, Fitness de combate, step, trampolines, nutrición, lesiones y patologías (introducción).

Dar a conocer y rentabilizar una escuela de Fitness

Para que tu escuela de Fitness se haga conocida y obtengas el mayor beneficio de ella, publicítate a través de todos los medios que puedas un mes y medio antes de que las clases comiencen y dos meses antes de la finalización de cursos, momento en que comienzan las inscripciones para el año entrante. Utiliza las bondades de la T.V., radio, página web, volantes, revistas, directorio de páginas amarillas, etc.

Un consejo para que los ingresos de dinero aumenten sensiblemente es poner a tu escuela de Fitness a funcionar como gimnasio cuando no hay clases de profesorados. La instalación la tienes, sería imperdonable no utilizarla.

 

 

1 comentario en “Escuela de Fitness – enseñando la rentabilidad”

  1. Mauro Gastón Quiñones

    Hola chicos, quería saber si los profesionales que imparten las clases necesitan ser profesores con títulos terciarios o universitarios. Les comento, yo hace ya trienta años que hago del fitness un estilo de vida y he ejercido como instructor de diferentes disciplinas certificado los últimos 16 años. Hace casi tres años he estado organizando los planes curriculares y perfeccionandome de manera particular para en un tiempo poder abrir mi propio centro de estudios fitness. Quería saber si necesariamente tengo que ser profesor titularizado para iniciar mi proyecto e impartir clases o si mis certificados me habilitan para tal propósito. Muchas gracias por su atención, mut atte Mauro Quiñones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *