Todo lo que Debes Saber para Montar una Fábrica de Harina

Contenido

¿Cómo Monto una Fábrica de Harina? – Todo lo que Necesitas para Elaborar Harina

Una Fábrica de Harina es un gran negocio, ya que tanto a nivel comercial como hogareño, sigue siendo el ingrediente de consumo obligado para elaborar desde las más básicas comidas, hasta los platos más sofisticados. Aprende cómo organizar y montar una fábrica que te dará grandes ganancias.

Requisitos para Montar una Fábrica de Harina

Plan de Negocios: el mismo tiene el objetivo de situarte en qué clase de emprendimiento iniciarás (pequeño, mediano o grande), también calcularás costos y precios finales, diseñarás la estructura interna de la fábrica, contarás el personal que necesitas y calcularás los tiempos de producción.

Proveedores: necesitarás contactarte con grandes productores de trigo para ver cuál es el que mejor te conviene al montar una Fábrica de Harina. Los factores a considerar son la calidad, el precio y los tiempos y volúmenes de entrega.

Local: dirígete a una inmobiliaria reconocida o busca avisos en el periódico acerca de alquiler o venta de locales para fábrica. Puedes intentar con una antigua fábrica de harina, lo que te permitirá contar con una infraestructura ya armada para tus propósitos.

Permisos: al tratarse de un proyecto de fabricación, necesitarás cumplir con ciertas normas específicas de seguridad e higiene, a la vez que con permisos especiales. Así es que deberás dirigirte a las oficinas del Estado que se encarguen de estos temas.

Apertura: finalmente, darás la apertura, tanto legal como física, de tu fábrica. Asegúrate de que todos los detalles estés listos, de tener a todas las personas y las máquinas necesarias para la correcta elaboración del producto al montar una Fábrica de Harina.

READ  Diseño y Venta de Línea de Ropa - Crear o Revender

Procesos de Elaboración al Montar una Fábrica de Harina

Fábrica de Harina

Desde el momento en que el camión ingresa a la fábrica con los granos de trigo, queda un largo trecho hasta el momento de sacar tu propio camión destino a los supermercados y autoservices a los cuáles venderás tu harina ya empaquetada.

Limpieza: el grano de trigo necesita ser despojado de todas las impurezas que vienen incluidas. El primer paso consiste en pesar el trigo cuando ingresa en la fábrica, para luego volverlo a hacer y así poder calcular el porcentaje de impurezas que el mismo tenía al llegar. Inmediatamente cumplido este paso, se lo pasa a una separadora, la cuál despoja al grano de las impurezas de acuerdo a su tamaño. Luego, el polvo restante es aspirado por una máquina que produce una corriente de aire. Finalmente, un imán atrae las partículas de metal que han burlado los tamices.

Molienda: tiene como objetivo el obtener la mayor cantidad de harina posible a partir del endospermo del grano. Para ello, se recurre a la trituración, compresión y reducción del trigo, el cernido, la purificación y el cepillado de las cáscaras.

Envasado: se debe poner especial cuidado a este paso, ya que tanto en su previa como en su permanencia, hongos y moho puede formarse en el harina. Así es que debe controlarse periódicamente la mercadería envasada y retirar de la venta toda bolsa que se encuentre en mal estado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *