¿Deseas abrir una granja avícola?, incrementa tus ingresos

Otras ideas de negocio en el sector avícola

Si has considerado la idea de montar una granja avícola para incrementar tus ingresos y generar oportunidades, déjanos decirte que le has atinado, has llegado a considerar una de las mayores ideas rentables que existen en el mercado. Claramente el problema, entonces, no estaría en la idea, sino en el cómo debo hacerlo, a lo que iremos más adelante, pues hay algunos datos que debes tener en cuenta antes de empezar. Convertirse en un granjero avícola, ciertamente no compromete acogerse a estrictas reglas sobre las condiciones de quién puede montarlo o no, pues las ánimo de sacar este negocio adelante, podría ser suficiente para empezar.

En la industria y en las granjas avícolas, existen dos enfoques que se exponen a tu libre elección, puedes tienes dos alternativas de negocio. No olvides que cualquiera de los sectores que elijas, compromete tu atención hacia diferentes sectores de tu negocio, como lo son: el área administrativa, las estrategias, el cuidado, el mantenimiento, etc. Ahora si, conozcamos los dos sectores:

  1. La crianza: Este sector se enfoca que los pollos que van a ser dirigidos al comercio de forma directa, es decir, aquellos que serán criados para ser sacrificados.
  2. Las ponedoras: En este, son pollas las cuales se crían para permitir la incubación de sus huevos, es decir, se usan para la producción de ellos.

Te puede interesar:

Montar este tipo de negocio paso a paso

Conociendo los dos sectores entre los cuales puedes elegir, ahora sí podemos pasar a la siguiente parte: ¿Cómo montarlo?. A continuación te presentamos un paso a paso el cual te proporcionará útiles herramientas para todo el proceso de tu propio negocio:

Desarrollo de un plan de negocios: Redactar este plan es de suma importancia y lo cierto, es que muchos emprendedores lo pasan por alto sin reconocer su valor. Un plan de ventas te permitirá conocer tu propio negocio a nivel general, pues podrás obtener elementos como:

  1. Los elementos: Realizar un recorrido por el funcionamiento completo que tendrá el negocio, puede llevarte a la creación de una lista de herramientas que vas a necesitar. No solo con los animales y las adecuaciones, sino los horarios, el personal, las herramientas y demás.
  2. El capital: El plan de negocios compromete una evaluación basada en todos los elementos que vas a necesitar, por lo que podrás calcular una cifra estimada de la inversión que requieres para ponerlo en marcha.
  3. La financiación: En caso de no contar con el capital suficiente, posibles inversionistas van a querer examinar el plan de negocios el cual redactaste, pues este documento les permitirá saber si es rentable o no y así, invertir en tu negocio.
  4. Las utilidades: Debes hacer estimaciones de ganancias de acuerdo a análisis del mercado, pues es necesario que los inversionistas se hagan una idea sobre cuánto tiempo va a tardar la devolución del capital invertido inicialmente.

La ubicación de tu negocio: Es necesario que para la elección de ubicación de la granja avícola, tengas en cuenta algunos aspectos con respecto a la sanidad y la limpieza que no debes dejar pasar, pues éstos necesitan estar cubiertos por sus necesidades vitales.Ten en cuenta que es preferible contar con espacios considerablemente amplios y que además cuenten con flujo de aire. Vas a necesitar adecuar jaulas que permitan la permanencia de los animales. Adicional a esto, ten en cuenta que necesitas contar con otras áreas abiertas que permitan la cosecha de alimentos para la alimentación de los pollos en la granja avícola.

La licencia y los permisos: Como cualquier negocio, es necesario que tengas en cuenta debes contar con algunos permisos que posteriormente, no afecten tu labor y desempeño en el área legal. Evalúa y busca asesoría sobre este tipo de trámites con los que indudablemente si careces, no podrás funcionar.

El personal de la granja avícola: Pese a que no se requiera de una gran experiencia en el mercado, sí es necesario que las personas que estén a cargo de la granja avícola, tengan conocimientos previos sobre estas labores, el cuidado y el mantenimiento a nivel general. Elige personas que no maltraten a los animales y que cuenten con al menos algo de experiencia.

Las herramientas y la maquinaria: Además de las herramientas que mencionamos para que te vayas dando una idea de lo que indudablemente vas a necesitar, tienes que contar con elementos como: cobertizos, artículos de limpieza de los espacios, utensilios, herramientas para la cosecha, adecuaciones para las jaulas de los pollos, entre otros.

El perfil de los clientes: Dada la ubicación que tendrá tu negocio, tus clientes serán diferentes a los demás negocios tradicionales, esto quiere decir, que princiapalmente tus clientes serán empresas de preparación de este tipo de alimentos, proveedores de huevos y demás. Sin embargo, para ganar dinero extra y no perder los huevos que sobren respecto a las entregas de los clientes potenciales, puedes venderlos a personas cercanas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.