Ser un ignorante, un enemigo silencioso

Ser un ignorante, un enemigo silencioso

construccion

Es probable que estés estudiando la manera de ingresar a un nuevo mercado o intentar comerciar con un nuevo producto, pero ser ignorante en las verdaderas necesidades del consumidor es un enemigo silencioso.

Existen maneras de evitar que la ignorancia invada nuestro negocio. En ocasiones notamos que cometimos un grave error cuando ya tenemos las principales consecuencias y al buscar la causa resultara que no escuchamos los consejos que quisieron brindarnos al principio nuestros propios clientes, fuentes de información y en ocasiones en Internet.

Claro que la ignorancia puede corregirse, debes crear un sistema que permita conocer la opinión de personas importantes en tu empresa involucrando las sugerencias de tus clientes y de posibles cambios a futuro, es decir, que si piensas mudarte a un mejor lugar, no pagaras grandes fortunas instalando un nuevo sistema de iluminación.

Ignorar el mercado actual es un enemigo para los negocios sobre todo cuando la demanda es poca y muchas veces es porque las tendencias cambiaron y se buscan mejores productos o novedades mientras que nosotros ofrecemos aquellos que ya perdieron su tendencia a ser adquiridos por los clientes potenciales. Estar actualizados es señal de que no somos ignorantes y solo queremos estar a la vanguardia del mercado.

Otras de las razones para que una empresa pueda tener un comportamiento ignorante es ser tradicionalista, recuerda que conservar una marca y un producto sin perder su carácter es importante y a esto se le llama tradición, pero quedarse con los viejos equipos tecnológicos, no ingresar a nuevos mercados y o no innovar serán razones para quedarse atrás de la competencia.

READ  5 razones para implementar email marketing en empresas pequeñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.