5 Consejos antes de pedir un préstamo: ¿cómo hacerlo correctamente?

Cosas que debemos evaluar la pedir un préstamo

Ya sea para emplear como inversión para un negocio, saldar alguna deuda pendiente, abrir un emprendimiento, adquirir un servicio o producto en concreto, etc, los préstamos representan una de las salidas más frecuentes cuando de buscar financiamiento se trata, razón por la que la que constituyen una operación financiera muy utilizada a nivel mundial a distintas escalas y en diferentes modalidades.

Sin duda, este proceso siempre se concentra en lo que pueda dejarnos mejores beneficios, como por ejemplo ir por préstamos baratos. Sin embargo, la búsqueda debería incluir otros aspectos que nos permitan aprovechar la solicitud de la mejor manera posible. Es por ello que en esta ocasión te presentamos una serie de consejos salvavidas que debes tener en cuenta antes de pedir un préstamo.

Evaluar nuestra situación

El préstamo debe regresar a quién lo proporciona a partir de una serie de acuerdos, lo que implica un compromiso de devolución en plazos y cantidades. Es por esto que evaluar nuestra situación y determinar si realmente es necesario y la opción más viable, debe ser el primer paso antes de pedir un préstamo.

Esta es una decisión que se debe revisar con cuidado, pues debemos considerar no solo el beneficio del préstamo, sino también la responsabilidad que implica regresarlo y sus condiciones en términos de tiempo, plazos y cifras, de esta manera podremos mirar si podemos responder a él o no.

READ  5 Formas de aprovechar correctamente el bono de fin de año

Consultar los requisitos necesarios

Antes de solicitar un préstamo, las entidades bancarias y demás instituciones que se encargan de ofrecer este tipo de financiamiento, coinciden con una serie de requisitos y documentos que deben tener todos los solicitantes. Si buscas realizar el proceso en menos tiempo, es necesario identificar los documentos necesarios para verificar su validez o deben ser actualizados.

Considerar varias opciones

Hemos mencionado que existen distintas modalidades de préstamos, razón por la que acudir a nuestro banco favorito no debería ser nuestra única opción a la hora de solicitar un proceso como este. Lo que se recomienda es que podamos considerar varias opciones antes de elegir un banco o entidad en particular. Revisa otros canales que ofrezcan préstamos y evalúa condiciones.

Solicitar la cantidad necesaria

Obtener dinero “de inmediato” al adquirir un préstamo puede ser un riesgo si no tenemos en cuenta la cantidad que realmente necesitamos. De hecho, muchas entidades nos ofrecen más de lo que solicitamos inicialmente y esto, aunque parezca una ventaja, puede perjudicarnos si no lo administramos correctamente y más aún, no lo necesitamos, de ahí que sea tan importante el primer punto de evaluar nuestra situación.

Reducir el tiempo de devolución

Las entidades o a quien se solicite el préstamo, establecen con quien hace la solicitud, un acuerdo de pago en el que se fijan fechas y cantidades, sin embargo, suele estar abierta la puerta en caso de poder devolverlo en menos tiempo de lo previsto, lo que se verá reflejado en una reducción de la tasa de interés que podremos ahorrar. En lo posible, recomendamos intentar ajustar los plazos y lograr una devolución en menos tiempo para que resulte mucho más económico.

READ  Consejos para emprender

Un préstamo es también una responsabilidad económica a la que debemos hacer frente, pues si bien representa una salida importante frente a cualquier eventualidad en la que se haga necesario, implica a la vez un compromiso al que debemos someternos. Es por ello que tener estos consejos en cuenta te ayudará a aprovechar mucho más tu préstamo o bien, reconsiderar si realmente es necesario en este momento, puedes solventarlo o quizá conviene adquirirlo para otro proceso.